Mensaje del Presidente

Ahora que tengo que hacer un balance de esta hermosa obra que es El Semillero, me vienen a la mente muchas cosas, algunas muy buenas y otras no tanto, pero en síntesis el balance es positivo y gratificante.

Voy a comenzar contando porque decidimos hacer la escuela, digo bien decidimos porque en realidad fue idea de mi esposa Carola Monasterio, cuando a mediados del año 2002, tuvo la firme convicción que yo me vinculara al deporte que desde siempre me apasiono : el futbol, de paso podríamos brindarle a nuestro hijo Matias la posibilidad de crecer y formarse en esta escuela, que para entonces tenia menos de 3 años. En ese momento me encontraba sin trabajo, luego de casi una década de trabajar en el sector bancario.

Estaba tan segura de lo que quería que hiciéramos que cuando empezamos a pensar que podía hacer relacionado al futbol, me expreso que deseaba que hagamos una escuela, incluso descartamos la idea que yo sea entrenador. También Carola fue la que tuvo la idea del nombre tan apropiado con la que bautizamos nuestro proyecto.

En este punto tengo que acordarme y rendir un homenaje póstumo al amigo Martin Gache (+ q.e.p.d) que me ayudo mucho a enfocarme: asi fue que durante casi 4 meses me dedique a hacer investigación de mercado con encuestas entre los padres y alumnos de los colegios para averiguar las expectativas que estos  tenían de una escuela de futbol.

El mes de noviembre de 2002 abríamos nuestras puertas con una gran ansiedad por saber como nos iría, En esa época no había mas que una escuela de futbol en nuestra ciudad, que tenia fama mundial por lo que iba a ser muy difícil competir, pero nos animaba la motivación de brindar un servicio con las expectativas que pedían los padres de familia: un ambiente agradable donde no se discrimine a nadie por su condición social ni económica ya sea para abajo ni para arriba. Que transmitiera una enseñanza basada en valores, en un lugar seguro y que los técnicos tengan pedagogía y traten con cariño y respeto a los alumnos.

Por eso consideramos que el activo más destacado que tenemos es nuestra filosofía de formación de educación a través del ejemplo, y que esperamos que marque la diferencia en el nivel de calidad de nuestros jugadores y alumnos.

Puede sonar pretenciosa esta frase: “educar a través del ejemplo”, pero es muy cierta, el mejor ejemplo y modelo para nuestros hijos somos sus padres. Por eso nos apena y preocupa la poca conciencia de los padres que confunden a sus hijos al llevarlos desde chicos a sus partidos de fin de semana con sus equipos de barrio, comparsa o fraternidad, y después de jugar una o dos horas beben hasta altas horas de la noche, mientras los niños juegan y “aprenden” el mal ejemplo.

El Semillero desde el inicio estuvo integrada por niños de todos los segmentos sociales, debido a que consideramos que la calidad no escoge donde nacer, en una choza ó en una mansión. Casi la mitad de nuestros alumnos son niños y jóvenes de escasos recursos a los que no solo apoyamos con la beca de la escuela, sino que a muchos de ellos se asiste con bonos de transporte, becas de estudio, alimentación, etc. a pesar que aún no contamos con asistencia pública, pero gracias a  Dios contamos con el aporte de empresas privadas que han confiado en nuestro trabajo.

Nuestro desafío es constituirnos en un referente a nivel internacional por la calidad de nuestra metodología y formación.

Si analizamos los logros que hemos conseguido vemos que superan ampliamente a las expectativas que teníamos cuando iniciamos este proyecto.

Nos enorgullece que a pesar de la crisis económica que motivo la creación de esta alternativa, durante estos mas de 11 años nos constituimos en una fuente de trabajo de cerca de 20 personas entre técnicos, asistentes, cancheros y administrativos, por lo que aportamos en generar fuentes de empleo a pesar de la difícil situación económica. Del Semillero se han desprendido otras escuelas y clubes, que también han contribuido a aportar a la competencia que nos hace bien a todos.

En la actualidad las condiciones son mas adversas que antes para incentivar el deporte y para formar atletas de alto rendimiento, debido a varias causas : el crecimiento de las ciudades que genera inseguridad, lo que no permite que los niños jueguen en las calles, por  lo cual los niños ya no desarrollan su motricidad de forma natural como lo hacían antes. En nuestras ciudades existen mas boliches, bares, karaokes, rockolas que campos deportivos y los campos que hay no cuentan con las condiciones mínimas como ser baños, vestidores, sistemas de riego, seguridad, etc.

La visión que teníamos al inicio se ha enriquecido y hemos comprobado en las visitas a los países vecinos, que también tienen falencias y limitaciones, pero que son creativos para brindar condiciones mínimas a sus niños y jóvenes a través del deporte : como el seguro universal para deportistas que se puede lograr aprovechando la sinergia de los aéreas de salud, educación y deporte que casi siempre dependen de la misma autoridad municipal, estatal o gubernamental.

METAS DE LOS PRÓXIMOS AÑOS:

- Conseguir que se generen políticas de fomento al deporte formativo, que nuestra alcaldía nos conceda un convenio para la administración de las 3 canchas municipales en las que trabajamos: Bancruz, Totaises y Villa Mercedes, que nos permita tener estabilidad en nuestro trabajo.
- Consolidación de infraestructura, desarrollo de obras básicas en las  canchas, : baños, vestidores, oficinas, kiosco, sistema de riego e iluminación.
- Obtención de terreno  de 7 a 10 Hectáreas, que será destinado para la  construcción del Campus Deportivo El Semillero.
- Consolidar los programas de Desarrollo Integral, Casa Club y Asistencia Local. Organización de los departamentos medico, nutrición, formación y capacitación.
- Implementar el Programa de Intercambio del Semillero, con la meta de captar un mínimo de 20 alumnos que vengan de EEUU durante los meses de Junio y Julio.

Nos motiva generar el cambio de mentalidad de la sociedad y especialmente de nuestras autoridades y gobernantes. parafraseando a Martin Luther King, tengo un sueno: mejorar el deporte en Bolivia.

Queremos agradecer muy especialmente a las personas que nos han colaborado y empresas que nos han patrocinado, por que gracias a su apoyo nos han permitido alcanzar nuestros objetivos y beneficiar a nuestros niños. Pero sobretodo agradecemos a Dios sin el cual nada hubiera sido posible. “Nada mas fuerte que un sueño hecho realidad”.

Ing. Eduardo James Tejerina

alumnoslogros

12jugadores